Cerámica de Alhabia

     Aunque el origen de dicha fábrica se remonta a comienzos del siglo XX,  Cerámica  de  Alhabia S.L. nace  en  el año  1.992  como una empresa familiar dedicada a la fabricación tradicional de ladrillos para la construcción.

      Se encuentra situada en la localidad que le da nombre, en la provincia de Almería, próxima a la desembocadura del río Nacimiento y a unos 27 kilómetros de la capital. La principal característica de zona donde se encuentra ubicada es su paisaje semidesértico formado por los famosos “Badlands” conformados por cárcavas, ramblas, barrancos, torrenteras y planicies, de escasa vegetación. Lugar en el que se ubica el secreto de la fabricación del mejor ladrillo del mercado, nuestra cantera, de donde se extrae la apreciada arcilla, comúnmente llamada “Grea Virgen”.

     Dedicada al diseño, fabricación y comercialización de productos cerámicos para la construcción. Cuenta para ello, con una factoría con todos los sistemas de automatización y control de última generación.

Foto aérea de la cantera

      La necesidad de proporcionar las respuestas más avanzadas en un entorno cambiante, son las razones por las cuales Cerámica de Alhabia invierte constantemente en el campo de I+D+I innovando día a día con propuestas diferentes, adaptadas a las necesidades del mercado.

     Cerámica de Alhabia basa todos sus procesos en la calidad del producto y el servicio a sus clientes. De este modo, garantiza permanentemente un completo y profesional asesoramiento, así como la máxima agilidad en la entrega de las expediciones. En la actualidad cuenta con una completa gama de ladrillos y bloques de arcilla en distintos formatos para dar solución a todas las necesidades de los profesionales de la construcción.

      Así mismo, como industria cerámica líder en Andalucía, y en cumplimiento de las exigencias normativas comunitarias, cuenta con el marcado CE en todos sus productos. De esta forma se adapta a los requerimientos cualitativos imprescindibles para el desarrollo de nuestros clientes, que siempre contarán con nuestras prioridades, calidad y servicio.

Objetivos

     Cerámica de Alhabia recoge dentro de sus objetivos principales la perdurabilidad en el tiempo mediante la generación de recursos suficientes para desarrollar la actividad de una forma eficiente y a su vez permitir acometer nuevas inversiones que permitan a la empresa avanzar en su posición de liderazgo en el sector dotando de medios suficientes a la implementación I+D+I sin perder de vista la responsabilidad que supone aportar recursos y prosperidad a la zona de influencia.

     En función de dicho objetivo estratégico, se establecen las siguientes directrices:

  • Asegurar la calidad de sus productos y servicios prestados, en armonía con las exigencias de sus clientes, mercados y exigencias normativas reglamentarias. En especial con los requisitos de la directiva europea de productos para la construcción y el marcado CE.
  • Establecer programas para conseguir una mejora dinámica y continuada, implantando una metodología y practicas adecuadas para definir objetivos y metas y evaluar su grado de cumplimiento.

Gestión de Calidad

     Mantener canales de comunicación con clientes para la detección de sus necesidades, con objeto de asegurar su satisfacción.
      Asegurar que todas las unidades productivas cuenten con los medios y recursos necesarios para mantener y lograr el nivel de calidad requerido.

Gestión Ambiental

     Identificar todos los aspectos ambientales derivados de productos, actividades y servicios que ofrece, con objeto de cuantificar los impactos ambientales asociados, potenciando los positivos y minimizando los negativos.
     Realizar un esfuerzo por la utilización sostenible de los recursos naturales y materias primas de las que se vale, fomentando el uso eficiente de la energía, fomentando prácticas de reutilización y reciclado de los residuos generados por las actividades.